viernes, 17 de febrero de 2017

“Fragmentado” Excelente retorno el de Shyamalan


M. Night Shyamalan emergió de ser un desconocido cuando, en 1989, apareció “El sexto sentido” en las pantallas del mundo entero. Fue un tremendo éxito de taquilla y, además, un filme muy, muy bien realizado. Sin embargo, a partir de entonces su bien ganada fama se fue desvaneciendo, tanto que muchos decían que confiarme una película más era botar el dinero: “Umbreakable”, “Signs”, “TheVillage” y otras aún peores le pusieron en la picota.
Pero, al parecer, algo le quedaba en reserva, y por esa razón salimos encantados de la sala de cine luego de ver “Fragmentado”, “Split”, título original.
Y, aunque tal vez no sea una historia totalmente original porque casos de seres humanos con dobles personalidades se han hecho, tal y como la ha concebido Shyamalan como guionista y director resulta más interesante y, sobre todo, muy bien dirigida.
James McAvoy es Hedwwig, un buen señor que frecuenta a una siquiatra. Pero resulta que Hedwig es, también, La Bestia, Patricia, Denis y muchas otras personalidades, hasta alcanzar más de  20.
Y, si bien ese primero que conocemos es un tipo agradable que sostiene amenas conversaciones  con la Dra. Fletcher, o sea, alguien podría ser su vecino de apartamiento, otras son psicóticas, peligrosas, fuera de lo normal.
La habilitad de Shyamalan se manifiesta en la edición, en el dibujo de las diferentes personalidades que  se superponen en esa muy característica línea de montaje que a ratos  se hace frenético, en el despliegue vertiginoso de los movimientos de su cámara, en la brillante labor de West Dylan Thordson, una partitura brillante pero, sobre todo, respalda y sugiere junto con las imágenes.
James McAvoy brilla con su múltiple interpretación de los diferentes “personajes”. Los demás  son excelentes, pero, al lado de McAvoy palidecen.
Ya tienen entonces una interesantísima cinta para este fin de semana.
Fragmnntado” (Split) Guion y Direccióm: M. NightShyamalan; Fotografía: Mike Gioulakis; Musicalización: West Dylan Thordson; Intérpretes: James McxAvoy, Anya Taylor-Joy, Betty Bucley, Haley Lu Richardson, Jessica Sela, Brad William Hawke.
Clasificación: Excelente

“Tony Erdmann” Extraña, y más siendo comedia

En ocasiones, en este enrevesado devenir del oficio de la crítica cinematográfica, se topa uno con ciertas películas que te dejan perplejo, enredado hasta el cuello y no precisamente por ser demasiado profundas o complicadas, como han sido, por ejemplo, algunas de las cintas del recordado Pier Paolo Pasolini, para resaltar apenas un tipo de cine con ideas políticas, filosóficas donde el autor despliega todo su arsenal cultural.
La presente, de la autoría del germano (guión y dreccn) Maren Ade, no nos parece tan complicada como las citadas del italiano, pero lo que nos ha llamado la atención es el hecho de que, al buscar su ficha para poder acreditar lo bueno o lo malo de sus creadores, nos percatamos de que prácticamente  todos los que sobre ella han escrito la califican como comedia, sin que se haga distinción de su calidad.
La historia nos cuenta sobre Winfred, hombre de edad mediana que siente la depresión que le causa la muerte de su perro. Como alivio a su pena y soledad, se va de Alemania a Rumanía para visitar a su hija Inés, pero, como se preguntarán  que cosa tiene eso de cómico, les diremos que, en tanto está con ella, a ratos actúa como su padre, Winfred, pero en otras ocasiones es Tony Adler, cambiando algo su aspecto con una caja de dientes superpuestos y una peluca.
Claro, el asunto que trata esta extraña pareja no es una orgía de chistes o situaciones cómicas sino, por el  contrario, el funcionamiento del comercio a gran escala, enormes corporaciones económicas que adquieren  grandes empresas para desmantelarlas, cancelar a sus trabajadores para luego reconstruirlas pagando menos y salir ganando. Y, por supuesto que es algo muy serio. Naturalmente, cuenta con cierto grado de comicidad aquí y allá, pero, de todos modos no me hizo cosquillas.
Ergo, a pesar del peso de esa temática, importante, a pesar de sus buenas interpretaciones, como comedia nos pasó por encima y como cine no puedo ponerla en un sitial.
Tony Admann” (Min far Tony Admann), Guion y Dirección: Maren Ade; Fotografía: Patrick Orth; Intérprete: Petr Simonischek, Sandra Heller, Michael Wetter, Thomas Leinbi, Trystan Putter.
Clasificación: Buena 

viernes, 10 de febrero de 2017

“La La Land” Hermosa y armoniosa

           
Hace ya siglos Calderón de la Barca, en versos de su obra inmortal “La Vida es sueño”, escribió que “los sueños sueños son” en su obra inmortal “La vida es sueño”.
Y, viendo la excelente película de Damien Chazelle, “La La Land” los recordamos porque, en la construcción de su obra, Chazelle nos mantiene, como espectadores, al borde de lo que es una cinta normal, donde se enfocan los personajes de una manera objetiva, pero, gracias a su hábil manejo de la fotografía, de la escenografía, la edición y la misma idea que impregna la historia, nos sumerge en la belleza de los sueños creando así una aureola de fantasía que, obviamente, era el tono que deseaba para su relato.
Sebastián es un pianista de jazz que sueña con llegar a tener un lugar propio donde él, y su conjunto, puedan tocar jazz, puro jazz, sin impedimento alguno, sin que nadie pueda decirle que toque de tal o cual manera. Mia es una aspirante a actriz cuyo sueño es llegar a triunfar en el teatro o en el cine.
Son sueños, los sueños de gente normal tanto en Estados Unidos como en cualquier otro lugar en el mundo, Dominicana incluida, porque, de jóvenes, siempre soñamos con un venturoso destino que muchas veces se escurre en la nada. Por esa razón, porque son sueños particulares, los personajes de Mia y Sebastian ocupan prácticamente casi la totalidad de la historia.
Puede que ahora, leyendo estas líneas, piensen que como buen producto de Hollywood esos sueños se harán realidad con los personajes triunfantes y unidos por el amor. Pues abandonen esa idea que, precisamente, era ese mi temor a medida que se desarrollaba el filme y lo que, a fin de cuentas, hace Chazelle es realmente sorprendente, diferente, hermoso y pleno de armonía.
Ese Chazelle se maneja con destreza creando imágenes en las cuales, siguiendo su idea, la fotografía es formidable y, sobre todo, la combinación de edición y musicalización dan a la obra la armonía y, insistimos, el “tono” buscado por el director.
Ayuda, y mucho, la pareja de Ryan Gosling y Emma Stone, que, sin ser cantantes o bailarines profesionales, dan el toque perfecto que corresponde a tan deliciosa fantasía.
Traten de verla, ya que es una de las mejores de este año.
La LaLand (Dirección y Guión; DanienChazelle; Fotografía: Lewis Sandgreen; Musicalización: Justin Horwitz; Intérpretes: RyanGosling, Emma Stone, J. K. Simmons, Rosemarie De Witt, Claudine Claudio, Jason Fuchs, John Legend, Trevor Lissauer.

Clasificación: Excelente